Marcas en la Pared

June 15, 2015

 

 

Era noche de navidad, estaba una familia reunida para cenar, la mesa lucia limpia y sencilla, Mamá estaba llena de optimismo y esperanza, en sus ojos se reflejaba el tierno amor por sus tres hijos y su esposo. Mamá pidió a su esposo que hiciera una oración antes de comenzar a cenar, pero su esposo permanecía en silencio, su quijada estaba tensa, su mirada era fría, en su rostro se reflejaba la frustración acumulada; su hijos, inocentes, solo esperaban el momento de comenzar a comer, de repente el padre dio un manotazo a la mesa diciendo, ¿Cómo me pides que de una oración para dar gracias a Dios? Cuando tengo muchos problemas, no tengo trabajo, tengo muchas deudas, no pude comprarles algunos regalos a mis hijos ni a ti, y ni siquiera tenemos algo decente para cenar. Y bruscamente haciendo a un lado su plato con comida se levantó furioso, su pequeño hijo de 10 años trato de detenerlo pero este lo empujo fuertemente cayendo al suelo, el padre intento golpearlo con su puño cerrado, la escena era tan inesperada como violenta así es que todos quedaron inmóviles sin saber que hacer… esos breves instantes bastaron para que  por un momento reflexionara el padre desviando su golpe hacia la pared dejando una marca de su puño, el padre no pudo más y comenzó a llorar, ya que se había dado cuenta del terrible daño que hubiera causado si hubiera golpeado a su hijo de esa forma y solo descargo su frustración contra la pared, dañándose sus puños. Cuando el padre se calmó un poco su esposa noble, prudente y amorosa lo consoló diciéndole que dé gracias a Dios por tener salud, un techo, comida y una hermosa familia, y que esa crítica situación era solo temporal. El padre dejo huellas de sus golpes en la pared, pero también dejo marcas en el corazón de su familia. En la próxima Navidad, la hija le dijo al papá, Ya no te enojes con nosotros porque no nos compraste regalos, yo te voy a dar uno para que no estés triste. El padre tomó el regalo y lo desenvolvió, era un tubo de cartón decorado con dibujos y frases cortas, como te quiero mucho, hoy es un gran día, tú eres un buen papá, etc. El padre se le enjugaron sus ojos y abrazo fuertemente a sus hijos… cambio su frustración por amor y paciencia a su familia. Ahora, en cada Navidad, la familia recuerda esa desagradable cena, y su hijo le pregunta ¿Papi, ahora no vas a marcar la pared? Pero el padre con una tierna mirada y una sonrisa les brinda su amor y les pide perdón, en su corazón está la promesa que nunca volverá a pasar y que su amor de familia los mantendrá unidos en cualquier situación.

Ten en cuenta que ninguna situacion adversa merece mas atencion que tu familia, ninguna situacion es tan critica que no se pueda resolver. Es conveniente adaptarse o provocar los cambios en forma entusiasta, positiva y energeticamente. Todo cambio es para bien cuando se esta disponible a aprender de ellos. y en este caso bien valio la pena reflexionar antes de provocar mas daño; pero es mejor no dejar huellas en la pared, ni mucho menos en el corazon de tu ser amado.

Please reload

Featured Posts

Video de Eduardo Cholula

May 1, 2013

1/1
Please reload

Recent Posts

June 17, 2015